¿Qué es el Helicobacter Pylori?

El H. Pylori es una bacteria con forma espiral que se desarrolla en las capas de la mucosa estomacal.

Para poder sobrevivir en el entorno ácido del estómago, utiliza su forma de espiral para introducirse en las capas internas del estómago, que son menos ácidos y además, secreta ureasa, una enzima que permite la conversión de la urea en amoniaco, de tal forma que alcaliniza la acidez del estómago.

¿Cómo se contagia?

Lo más habitual es se ingiera mediante algún alimento, agua contaminada o puede que incluso por boca a boca. Si además padecemos de hipoclorhidria estomacal, se facilita el sobrecremiento de esta bacteria.

Hierro de Origen Animal y Vegetal

Síntomas del Helicobacter Pylori

Son diversas las molestias que pueden derivar del Helicobacter Pylori, estas son algunas:

  • Dispepsia
  • Distensión abdominal
  • Anemia ferropénica – artículo
  • Afecciones de la piel como rosácea o psoriasis

A largo plazo puede provocar los siguientes problemas de salud:

  • Gastritis crónica
  • Úlceras estomacales
  • Linfomas estomacales
  • Adenocarcinomas estomacales
Hierro de Origen Animal y Vegetal

¿Qué pruebas sirven para detectar si tenemos H. Pylori?

Prueba de antígenos en heces

Esta prueba busca los antígenos del H. Pylori que desencadenan la respuesta inmunitaria.

Test de aliento

En este test se analiza muestras de aire que se obtienen respirando en una bolsa recolectora antes y después de tomar un líquido o pastilla y se revisan los marcadores de urea en las muestras.

Análisis de sangre

Busca anticuerpos que combaten el H. Pylori en una muestra de sangre

Biopsia estomacal

En el caso de que las pruebas anteriores no arrojen la información suficiente para un diagnóstico, se puede pedir una endoscopia. Mediante la realización de una endoscopia se toma una muestra de la capa de la mucosa estomacal y del intestino delgado y permite al médico realizar un examen a la biopsia para diagnosticar la infección.

Tratamiento de H. Pylori

En general, se suele utilizar tratamiento antibiótico consistente en la acción combinada de Metronidazol, subcitrato de bismuto potasio y clorhidrato de tetraciclina (Pylera), aunque puede variar según el profesional que lo paute. A mayores, se administra un Inhibidor de la bomba de protones.

Este tratamiento consigue erradicar la infección en un 80% de los casos, aliviando la gastritis y los síntomas asociados. Tras el tratamiento, se repite la prueba para confirmar la eliminación de la bacteria

Manejo dietético para el H. Pylori

Dieta tipo Fodmaps

El manejo habitual (aunque se adapta a cada caso) busca reducir la sintomatología asociado a Pylori mediante una dieta tipo Fodmaps que suele durar unas dos semanas y después se comienza a reintroducir los alimentos en base a la tolerancia.

Probióticos

En determinados casos, el uso de probióticos puede ser de utilidad para replobar la microbiota que puede quedar dañada por el consumo de los antibióticos y el IBP. Siendo las cepas de Saccharomyces Boulardii o algunos Lactobacillus como los más interesantes al afectar a la producción de la ureasa.

¿Puedo erradicar H. Pylori y seguir con síntomas?

Si, en algunos casos el daño en la mucosa estomacal requiere de un tratamiento específico para recuperar por completo la funcionalidad

Bibliografía

  1. Fermented Foods: Definitions and characteristics, Impact on the Gut Microbiota and Effects on Gastrointestinal Health and disease. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6723656/
  2. Non-invasive diagnostic tests for Helicobacter Pylori infection. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6513531/
  3. Comparative Effectiveness of Multiple Different First-LIne Treatment Regimens for Helicobacter Pylori Infection: A Network Meta-analysis. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33839101/
  4. Helicobacter Pylori Infection and Psoriasis: A Systematic Review and Meta-Analysis. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6843633/